Saltar al contenido

Síntomas de una falla en el medidor de flujo de un automóvil, ¿cuáles son?

los comprobador de corriente de su coche es un pequeño sensor que mide la cantidad de gracia que ingresa al colector de admisión y envía esta información a la dispositivo de control del motor. Se analiza y, dependiendo de la configuración del transporte, la inyección de combustible a los cilindros para una combustión óptima. El caudalímetro suele estar alojado en la tubería de admisión, próximo con el sensor de temperatura del gracia exhalado, y es una dormitorio fundamental para achicar las emisiones contaminantes y economizar combustible. Y esta es la síntomas de error del comprobador de flujo que ocurren con veterano frecuencia.

Los síntomas más comunes de error del comprobador de flujo pueden ser detectados por un importante pérdida de potencia o rendimiento, pero además con vibraciones en reposo o funcionamiento irregular del motor. Pero adicionalmente de estos dos, hay otros síntomas típicos que pueden estar advirtiéndonos de una error: la luz de advertencia de error del motor puede sonrojarse en el panel de instrumentos, o simplemente podemos notar que sale humo desventurado, y con una densidad notablemente entrada, del tubo de escape de nuestro coche.

Síntomas de una falla en el medidor de flujo de un automóvil, ¿cuáles son?

Síntomas de que el comprobador de flujo de su automóvil sufre una avería o error

Cuando una error del comprobador de flujo, el coche sigue funcionando, pero lo hace con algunas limitaciones. Comienzo a hacerlo en ‘modo de emergencia’, y eso significa que sé presión coto del sistema sobrealimentación. Luego, al cambiar por completo la combustión, tenemos síntomas como la mencionada pérdida de potencia, o ese humo indeterminado, o incluso desventurado y denso, que sale por el tubo de escape. Y es recomendable proceder a solucionar la avería lo antiguamente posible, porque estaremos desperdiciando demasiado combustible y el motor no funcionará de la forma más eficaz posible. Puede provocar otros fallos.

El caso es que el comprobador de flujo del automóvil no se puede reparar, pero la única opción posible es reemplazar el componente. Para evitar averías, asegúrese de que el filtro de gracia se mantenga en buenas condiciones, en ningún caso manipule el sensor MAF y utilice aceites lubricantes de la calidad adecuada. Con estos sencillos consejos, el caudalímetro debería tener una larga vida útil y no sufrir averías y averías que nos obliguen a tener que sustituirlo. Sin confiscación, la humedad –en zonas costeras, por ejemplo- Incluso puede hacer que el comprobador de flujo se descomponga prematuramente.

El costo de reemplazar el comprobador de flujo del automóvil puede ir de 100 a 500 euros, según la marca y el maniquí, y el tipo de caudalímetro que necesite. No es una reparación particularmente permuta, pero como mencionamos es importante que esté en buenas condiciones. Adicionalmente de incrementar el consumo, el funcionamiento ineficiente del motor, y las vibraciones, pueden concluir provocando otro tipo de problemas en la mecánica de nuestro coche si tenemos un caudalímetro dañado.