Se completa la compra de Fitbit por parte de Google

Google adquiere Fitbit

El 1 de noviembre de 2019 se confirmó un rumor rajado adentro del sector tecnológico, rumor que apuntaba a Google podría comprar Fibit, el fabricante más experto del mercado en lo que respecta al deporte de cuantificación de pulseras. Como es habitual en este tipo de compras, las autoridades reguladoras tuvieron que dar el conocido bueno.

Autoridades reguladoras que, a día de hoy, sigo preguntándome qué estaban pensando cuando en 2014 permitió la negocio de WhatsApp por Facebook. La Comisión Europea abrió una investigación para confirmar qué pasaría con los datos de los clientes de Fitbit.

Finalmente, la Comisión Europea ha admitido la negocio ya que Fitbit asegura que los datos de los usuarios de Fitbit Google no utilizará en ningún momento para publicidad, ya que los datos se conservarán independientemente de lo que almacene Google. Por otra parte, el interés de Google está en los dispositivos, no en los datos de sus clientes (una verdad que podríamos considerar a medias).

Desde Google afirman que los usuarios seguirán teniendo la opción de conectarse a servicios de terceros para monitorizar y analizar su actividad física, sin hallarse obligado a utilizar la posibilidad que ofrece Google a través de Google Fit.

Este es el punto más importante que justificó la osadía de la Comisión Europea de brindar una investigación, ya que quiere evitar los monopolios (poco que no hicieron con WhatsApp y ahora se arrepienten).

Fitbit lideró la proceso de las pulseras cuantificadoras

Fitbit lanzó la primera pulsera cuantificadora en 2009 y desde entonces ha puesto en el mercado más de 120 millones de unidades. Sin retención, en los últimos primaveras, conveniente al auge de nuevos fabricantes, cada vez es más difícil asistir a más personas, por lo que se está apostando por ofrecer servicios adicionales que ningún otro fabricante tiene.