Saltar al contenido

Que no te engañen, el desbloqueo facial no es lo mismo que Face ID

julio 9, 2019
Hyundai blue link
¿Nos valoras?

Face ID no es lo mismo que desbloqueo facial

Si hubo una función que nos gustó del nuevo iPhone X fue el Face ID. Esta nueva tecnología permite lograr a todo el contenido de nuestro teléfono usando nuestra cara como contraseña, y es poco que no, repito, no, tenemos en Android hasta el momento. Tras el furor generado por Apple, el resto de empresas se han arrojado a usar el atractivo del desbloqueo facial para aumentar el valía añadido de sus dispositivos, pero siento decirte que esto es una técnica de marketing y publicidad, y que lo que te venden como desbloqueo facial no tiene absolutamente carencia que ver con Face ID.

Algunas empresa dicen que sus smartphones tienen “Face Unlock” –porque en inglés todo suena mejor, ¿verdad?– y que puedes desbloquear el teléfono con tu cara, que esta es la mejor forma de nutrir tus archivos a fuera de, que es una tecnología novedosa y un sinfín de adjetivos que hay coger con pinzas. Lamento ser portador de malas parte, pero los teléfonos tienen desbloqueo facial desde que Google se hizo con la patente en 2012 e implementó esta función en Android 4.0 Ice Cream Bocadillo.

Lo diré de otro modo. Mi HTC One S tenía este sistema de seguridad. Mi BQ Aquaris 5 ya tenía desbloqueo facial. Digo más, el Samsung Galaxy S2, Galaxy S3 y el primer Galaxy Note ya se podían desbloquear con la cara. No es poco nuevo, no es poco novedoso, simplemente se está usando como atractivo publicitario porque ahora Apple lo hace y le va acertadamente. Y aunque las marcas se empeñen en hacernos creer que sí, el desbloqueo facial que tenemos en Android ni es una innovación, ni es disruptivo ni es carencia de carencia. Es lo mismo que teníamos hace seis primaveras, solo que ahora es cool.

Las enormes diferencias entre Face ID y desbloqueo facial

Desbloqueo facial HTC

Face ID funciona de una forma muy peculiar. En pocas palabras, el sensor de Face ID emite 30.000 rayos infrarrojos que crean un maniquí matemático en 3D de tu cara. Cada vez que desbloqueas el teléfono, tu cara recibe esos 30.000 rayos y, solo si hay más de X porcentaje de coincidencia, el teléfono se desbloquea –Apple no especifica dicho porcentaje–. Eso hace que el sensor pueda trabajar en condiciones de luz complicadas, con diferentes antiparras, con barba o sin barba…

Para que todo esto funcione, el procesador de Apple hace en torno a de 600.000 operaciones matemáticas en tiempo actual (cada vez que quieres desbloquear el iPhone, eh, cada vez) y se apoya en machine learning y redes neuronales. Es una tecnología que en Android se nos escapa, simple y llanamente. No la tenemos. Lo único que tenemos es el desbloqueo facial, que es mucho más rudimentario que Face ID.

Samsung Galaxy Note8, sorteo

¿Cómo funciona el desbloqueo facial de Android? Pues la mejor forma de averiguarlo es yendo a la patente. El desbloqueo facial de Android se sostén en la posición relativa de la persona, el tamaño de su cabecera, la forma de los fanales, trompa, pómulos y mandíbula. Punto. No hace carencia más. Necesita que te hagas fotos desde diferentes ángulos para analizar el contorno y tener más datos, con antiparras, sin antiparras, rapado, sin afeitar… porque básicamente coteja la imagen que obtiene de la cámara con las que tú has introducido ayer –por eso no funciona a oscuras–. No analiza en 3D en tiempo actual con rayos infrarrojos, compara fotos con algoritmos.

El único teléfono que tiene poco parecido al Face ID de Apple es el Honor V10, que sí cuenta con una cámara infrarroja que permite transigir a mango este tipo de sistemas de asedio. El OnePlus 5T usa la API de detección facial de Google, y los Galaxy S8 y Note 8 tienen sensor de iris que sí, usa infrarrojos para desbloquear el móvil con nuestros fanales, pero no es lo mismo.

No piques en el marketing de mentira

Nueva patenta para mejorar el desbloqueo facial

Es frecuente que este tipo de cosas pasen. Cuando a una empresa le funciona acertadamente una logística muchas otras empiezan a seguirla todavía para asociar su mensaje con el de la primera. Ya lo vimos hace unos primaveras con la pelea de los megapíxeles. ¿Qué pasó? Todas las empresas se pusieron a mostrar la enorme cantidad de megapíxeles que tenían sus cámaras, todos los anuncios hablando de megapíxeles, vallas publicitarias con el nombre del teléfono y en magnate “40 MEGAPÍXELES”.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-desktop-article-filmstrip’); });

¿Por qué? Porque se aprovechan de la ignorancia del divulgado común. Piénsalo, ¿destino el legatario medio sabe qué diantres es un megapíxel? ¿Casualidad un legatario medio sabe cómo funciona Face ID? ¡No! Lo que sabe es que el teléfono se desbloquea con la cara, y si el iPhone lo tiene y el mío todavía el mío debe ser, luego, igual de bueno que el iPhone, ¡y no es así! Aunque me duela decirlo como legatario Android, Apple ha hato esta batalla y se ha precoz. Punto, es lo que hay. Ya nos llegará el turno a nosotros.

De momento, quédate con este mensaje: en Android todavía no tenemos una tecnología similar al Face ID de Apple. Llegará, si todo va bien, este año, pero de momento no. Eso significa que todo lo que ha saliente hasta la plazo no tiene Face ID, y ya te lo pueden entregar como les de la apetito, pero ni es ni será lo mismo. No piques.