¿Qué no cubre el seguro a todo riesgo?

A Seguro a todo peligro cubre cualquier daño a su propio transporte, sí, pero no en todas las circunstancias. Hay una serie de puntos a tener en cuenta, porque hay cosas que no cubre el seguro a todo peligro o, más admisiblemente, casos en los que el asegurador no cumple con las coberturas previstas en la póliza. ¿Cuáles son?

A Seguro a todo peligro no tendrá cobertura de ningún tipo si ocurre un montaña bajo la influencia del licor o drogas; En este caso, se cancela la cobertura y la compañía de seguros no afrontará los daños, exactamente igual que si estuviera circulando el conductor. sin osadía conducir, por ejemplo, porque ha sido retirado previamente. Pero este no es el único caso, hay otros cosas no cubiertas por el seguro a todo peligro.

¿Qué no cubre el seguro a todo riesgo?

Qué cosas no cubre el seguro a todo peligro o en qué casos se cancela

A Seguro a todo peligro todavía se cancela si hay daños voluntariamente, y esto es revisado por un habituado. Siquiera se aplicará la cobertura si las colisiones o daños ocurren con miembros de la grupo, por ejemplo, o con vecinos:en algunos casos-, porque puede considerarse un fraude. Y en el caso de que nosotros no hemos pagado nuestro seguro, o nos atrasamos en los pagos, todavía es posible que la compañía de seguros no se enfrente a las reclamaciones. Así que hay que tener específico cuidado con esto porque, sin saberlo, podemos estar conduciendo sin seguro por un retraso.

Otro caso donde no cubre el seguro a todo peligro daños que puedan ocurrir es en el supuesto de que conduzcamos sin ITV. En este caso, encima, es posible que nos den una multa si detectan que no hemos pasado la ITV, y pueden inmovilizar el transporte hasta que pasemos a la Inspección Técnica de Vehículos. Adicionalmente, si es un conductor adolescente, menores de 25 abriles, no aparece en la póliza, podemos tener serios problemas porque la compañía de seguros puede no ser responsable de sus propios daños o perjuicios a terceros.

Todos los anteriores son supuestos casos en los que se cancela el seguro a todo peligro, o cosas que el seguro a todo peligro no cubre. Sin requisa, debe tener cuidado y revisar todos los documentación de nuestra póliza para retener exactamente qué cubre y en qué circunstancias o condiciones particulares se cancela la cobertura. Es allí, en la documentación de nuestra póliza, donde encontraremos estos y otros puntos que anulan la cobertura de nuestro seguro a todo peligro, ya sea con franquicia por una determinada cantidad o sin ella.