Saltar al contenido

Motorola Moto G 2015, ¿revolución o actualización de su antecesor?

junio 24, 2019
LG G4 Ringke SLIM SF Black
¿Nos valoras?

Uso del Motorola Moto G 2015

Sabíamos que este momento iba a ascender, de hecho, lo estábamos esperando con muchas ganas. El Motorola Moto G se ha convertido en el rey de la tonalidad media desde su primera traducción, ofreciendo unas interesantes características por un precio muy apetecible para todos aquellos que solo requieren el teléfono para el día a día.

En la traducción de 2014 vimos como se había realizado una pequeña aggiornamento, haciendo hincapié en aquellos aspectos en los que la primera traducción había fallado un poco. Mismo precio y mejores especificaciones, una propuesta que seguía siendo muy apetecible pero que ya empezaba a ver como otras compañías podían igualar o incluso exceder.

Con el Motorola Moto G 2015 presentado hoy mismo vemos como la compañía que compró Lenovo sigue firme con sus principios y ve como tiene en sus manos una auténtica pita de los huevos de oro. Pero desde que se presentara la primera traducción hasta la contemporáneo han pasado ya dos abriles y durante este tiempo la tecnología ha reformista mucho, especialmente en el segmento de terminales de tonalidad desestimación y media (donde encontramos precisamente a nuestro protagonista).

Comprar Motorola Moto G en Amazon

Con el buen trabajo que se ha hecho anteriormente está claro que va a obtener grandes ventas, puesto que los terminales llegados desde China aún no tienen un gran mercado en oeste, ¿pero positivamente merece la pena colocar por la traducción de este año?

Como ya hemos gastado en la comparativa entre el Motorola Moto G de 2014 y el nuevo de 2015, tenemos cambios y algunos son destacables:

Procesador

Es posiblemente uno de los aspectos que más diversión podían tener. El cambio del Qualcomm Snapdragon 400 al 410 es totalmente natural y, ciertamente, veremos una mejoría en potencia y probablemente en dirección energética. De todas formas, Motorola ha perdido una magnífica oportunidad de dar un codazo sobre la mesa, pudiendo deber apostado por el escalón superior con el Qualcomm Snapdragon 615.

El bq Aquaris M5 es, pese a la diferencia de precio existente, el gran rival a pelear. La compañía española ha hecho un magnífico trabajo y ha conseguido crear un referente en la tonalidad media androide. Motorola, aunque quizás obligada por problemas con la capacidad de producción del procesador, ha decidido quedarse en un escalón de tonalidad inferior, que podríamos producirse a considerar medio-baja.

Motorola Moto G 2015 vs BQ Aquaris M5

Dos terminales que a simple vista podrían ser rivales, pasan pues a ser complementarios y serán los usuarios los que decidirán si necesitan ese extra de potencia que puede ofrecer el terminal gachupin o si prefieren la opción más baratura ofrecida por Motorola.

Grupo

La fila viene siendo un tema recurrente en los prospección de los Motorola Moto G. Pese a que siquiera era un tema dramático, lo cierto es que las versiones anteriores no ofrecían una autonomía capaz de durar días, como sí pasa con algunos terminales de Sony.

En este caso se ha transmitido un nuevo paso delante, añadiendo 400 mAh hasta ascender a los 2470 mAh de fila en total. Teniendo en cuenta que se proxenetismo de un terminal que no destaca por potencia bruta, que tiene un procesador con buena dirección energética y que ha mantenido la pantalla de 5 pulgadas con resolución 720p, este será capaz de tener una viaje regular.

Memoria RAM y almacenamiento interno

La multitarea es una opción que no sabemos apreciar hasta que la probamos. No es que vayamos a estar trabajando como en un ordenador, pero el hecho de perseverar aplicaciones abiertas en memoria permite una decano fluidez normal del dispositivo, un hecho que al final será el sucesor el que lo agradecerá.

En este nuevo terminal vemos como se mantiene una traducción “low-cost” con 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento. Además podremos comprar la traducción más avanzadilla, que por otra parte de aumentar a 2 GB su memoria RAM, todavía ofrecerá 16 GB de almacenamiento interno.

En este sentido volvemos al mismo punto de partida, puesto que debemos tener en cuenta que es un terminal especialmente encarado a personas que no quieren grandes lujos en sus teléfonos. Pero no querer hacer grandes inversiones no considero que deba ser una barrera para obtener un buen terminal y Motorola ha perdido otra oportunidad para dar el brinco de calidad que todos estábamos esperando.

A día de hoy el imperceptible de almacenamiento debería ser ya 16 GB sin extensión a dudas. Hemos gastado infinidad de veces el suplicio en el que se convierten los dispositivos con solo 8 GB, que al sitio de pocas semanas están más llenos que el metropolitano en hora punta.

Sobre la RAM, aquí podríamos discutir poco más si vale la pena o no dar el brinco a los 2 GB e incluso vería deductivo sacar una traducción más “light” en la que nada más dispusiéramos de 1 GB. De todas formas, si la diferencia de precio de coste no es excesiva, probablemente valdría la pena ofrecer un tonalidad media auténtico y no una mezcla de media y desestimación como tenemos actualmente en el Motorola Moto G 2015.

Resistor al agua

Sin duda una muy buena informe para todos aquellos usuarios interesados en comprar un teléfono que por otra parte de útil sea resistente. Está claro que podríamos pedir que fuera a prueba de bombas todavía, pero con esta protección básica ya se sitúa como un atractivo y tenemos que valorarlo muy positivamente.

Moto G 2015 bajo el agua

¡Sonreid!, tenemos una cámara de verdad

Otra de las cosas que se habían criticado en las dos versiones anteriores es la cámara justita que montaban. Nuevamente no se trataba de un punto que desmereciera el teléfono, especialmente en la traducción de 2014, y más si tenemos en cuenta el terminal en su conjunto.

De todas formas, aquí tenemos al nuevo Motorola Moto G 2015 con un sensor renovado de 13 megapíxeles heredado directamente de un egregio como el Google Nexus 6. Tendremos que ver sus resultados, aunque sobre el papel tanto este como el sensor punta de 5 megapíxeles parece que van a mejorar mucho los resultados que obtengan sus usuarios.

Adiós al 3G

¡Por fin! En realidad me molestó cuando en la presentación del Motorola Moto G 2014 nos encontramos con una traducción que solo era compatible con 3G y la promesa de la compañía que en los siguientes meses saldría al mercado la traducción con 4G.

El coste entre una opción y otra, a nivel técnico, es positivamente irrisoria y si el procesador es capaz de soportarlo, no había razón alguna para presentarnos un error de tal magnitud. Por suerte, coincidiendo con la campaña navideña, vimos como la traducción que debería deber sido la regular, la 4G, hacía acto de presencia manteniendo un precio muy apetecible para los compradores de última hora.

El Motorola Moto G 2015 no está para historias y directamente tendremos traducción con 4G y DualSIM. La presión realizada por los usuarios ha transmitido su sorpresa en este sentido y la marca ha dejado antes una organización que no tenía sentido alguno.

Imagen del Motorola Moto G 2015

Conclusión

El Motorola Moto G 2015 es sin duda un gran teléfono y está predestinado a ser uno de los referentes de la tonalidad media-baja. Pese a que podría deber transmitido un brinco en especificaciones, y consecuentemente en precio, la compañía ha decidido mantenerse en su organización auténtico y presentar un terminal con una gran relación calidad-precio.

Encima, podemos ver como hay interesantes novedades respecto a la traducción del año pasado, unas actualizaciones que nos permitirán tener una decano fluidez normal, a la vez que una mejor autonomía para poder tener los días poco más exigentes sin tantos problemas.

¿Seguirá manteniendo la corona de rey? Pues la verdad es que viendo alternativas tan interesantes como el bq Aquaris m5 y la gran postura que están realizando grandes superficies comerciales por él se hace complicados poder valorarlo.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-desktop-article-filmstrip’); });

Está claro que seguirá teniendo grandes ventas, pero la competencia crece a diario y mirado fríamente parece como si Motorola se hubiera quedado un paso antes (deliberadamente o no). Encima, aumenta poco el precio respecto a la precursor traducción, por lo que se mete de saciado en el interior de un segmento muy competido y en el que los dispositivos chinos, mucho más potentes pero con los inconvenientes habituales de comprar en China, están empezando a hacerse un hueco entre las grandes compañías.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Conseguirá triunfar el Motorola Moto G 2015 o se quedará en un “pudo ser”?