Saltar al contenido

Este es el primer emulador de Switch para Android: ¬°se puede jugar!

emulador de interruptor

Llevamos abriles esperando que alguno evento un émulo para Nintendo Switch que se puede ejecutar en Android. Poco a poco se han ido dando pasos en esta dirección, como cuando se instaló Android en la popular consola del gigantesco del entretenimiento japonés.

Ahora, por fin podemos asegurar que ha llegado ese momento: ya tenemos el primer émulo de Switch para Android. Y ojo, es totalmente pragmático, aunque hay un par de detalles que no te van a privar.

Necesitas un móvil muy potente para usar este émulo de Switch

Para despuntar, necesitas un móvil positivamente potente para que funcione. De esta forma, o aceptablemente tu smartphone tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 855 o 865, o puedes olvidarte de usar este émulo. Y el seguro problema son los orígenes más que sospechosos de este puerto.

Principalmente porque, por lo que parece, tiene sobrado código robado de un émulo para Nintendo Switch que funciona en PC. Hasta ahora, siquiera sería el fin del mundo, ya que dicho émulo es de código despejado, por lo que positivamente no han robado el código. Pero, cuando crean este émulo para Android de código cerrado (para que nadie pueda consentir a él), comienza a sospechar.

El segundo punto cenizo proviene del hecho de que dicen que son un estudio con sede en Estados Unidos. Pero los juegos están en chino y algunos están traducidos al inglés con errores de todo tipo, dejando claro que no es una empresa estadounidense, ni mucho menos. Y, la broche del pastel lo pone el segundo requisito para poder usar este émulo de Switch para Android: necesitas comprar un compensador peculiar que tiene un precio de $ 99.

Vamos que han rematado pugnar el Nintendo Switch en Android, Pero tienes que abonar casi $ 100 por el compensador, sumado al hecho de que han robado el c√≥digo para crear su propia opci√≥n. ¬ŅVas a dejarlo en Dios en esos circunstancias? Te recomendamos que no lo juegues y esperes, ya que puedes llevarte algunas sorpresas desagradables.