Saltar al contenido

¿Es necesario que las marcas saquen un móvil al año?

julio 7, 2019
Nokia
¿Nos valoras?

Cámara del Google Pixel 2 XL

Somos muchos los obsesionados con la tecnología, amantes de lo final de lo final, en condición constante de renovaciones en los terminales, por mínimas que sean. Sin incautación, la mayoria de los usuarios aguantan 2, 3 e incluso 4 primaveras con sus smarpthones, y es que esta es mejor forma y la más método de satisfacer cada euro que nos ha costado el producto.

Hoy, abrimos el debate sobre si es necesario que las firmas renueven los terminales cada año, aunque no haya mejoras significativas. Vamos al lío, pues, ya que hay rato para dialogar de esto.

Por qué es necesario que las marcas saquen móviles cada año

Porque nos beneficia a todos, parte uno

LG G6, grabación de vídeo

Que las firmas saquen todos los primaveras sus móviles de gradación adhesión nos beneficia a todos. La primera razón, es que cuanta más tecnología se introduzca, y cuanto ayer se haga, ayer llegará a todos, te pongo un ejemplo. Si Samsung se hubiese esperado dos primaveras a sacar el S8, o LG el G6, no se hubiese puesto tan de moda el bezel-less, y la gradación media no tendría el diseño que tiene actualmente.

A mediados y finales de 2017, estamos viendo terminales como el Xiaomi Redmi 5, o algunas propuestas de Huawei y Honor con formatos 18:9. Al mercado le beneficia que los gradación adhesión estrenen tecnología a principios de año, ya que todos acaban disponiendo de características similares.

Porque nos beneficia a todos, parte dos

Huawei P10, lateral

Mal para el que vende, acertadamente para el que importación. Que las marcas saquen modelos todos los primaveras, tiene una consecuencia fatal; el maniquí del año pasado ya no es lo mejor. Al no ser “lo mejor”, desvaloración de precio rápidamente. Cuando Samsung presente el S9, terminales como el S8, G6 o P10 se podrán comprar por menos de 400 euros.

De lo contrario, pasaría como Apple y su política de sacar pocos móviles. La gradación adhesión mantendría su valía -estás obligado a comprar X maniquí si quieres un tope de gradación, ya que hasta internamente de mucho no habrá otro-, con lo que los precios en Android seguirían siendo asaz caros.

Porque software y hardware van de la mano

Google pixel 2 destacada trasera

Sí, aunque en Android no dinamitemos premeditadamente el rendimiento de nuestros terminales con los updates, las versiones de Android se hacen pensando en la gradación adhesión. Google, por ejemplo, necesita de las bondades del Snapdragon 835 para el procesado de imagen, diferente de la ayuda que proporciona el chip visual core, que permite a desarrolladores consentir a su insigne HDR.

Si avanza el hardware, avanza el software, y sin duda esta combinación es más que necesaria para que nuestros terminales sigan mejorando de forma exponencial.

Porque eres atrevido de comprar o no lo más nuevo

Huawei P9

Nadie te obliga a comprar un gradación adhesión de 2018, nadie te ha dicho que vayas a hacer una mala importación por hacerte con un móvil con un par de primaveras. Que haya terminales nuevos es poco bueno para los que quieren tener lo final de lo final, pero no perjudica a los que tienen un terminal más antiguo.

El ciclo de actualizaciones sigue siendo de 18 meses, por lo que no deberías preocuparte porque una firma asunto un maniquí nuevo.

Por qué no es necesario que las firmas lancen un terminal al año

Porque fomenta las compras impulsivas y el consumismo en su mayor paradigma

Botones de navegación en l Galaxy S8

Sí, acabamos afirmar que nadie te obliga a tener lo final pero… ¿A quién no le gusta tener lo mejor de lo mejor? Las firmas saben muy acertadamente cómo hacer que tu móvil con casi nada un año parezca obsoleto, haciendo que las actualizaciones lleguen más tarde, añadiendo novedades interesantes al nuevo maniquí…

Cualquiera, repito, cualquiera, podría sostener perfectamente con un móvil de hace dos primaveras, pero el consumismo y las ganas de probar lo nuevo nos hacen creer que necesitamos lo final de lo final para ser felices, y esto es un error en el que me incluyo.

Porque ayuda a los fabricantes a “lavarse las manos”

OnePlus-2-Shelf

Lo de los 18 meses de soporte, algunos fabricantes “se lo pasan por ahí”. Son muchos los ejemplos de marcas que dejan tirados a los modelos anteriores en cuanto presentan los nuevos, y esto es un claro ataque para los consumidores que han confiado ciegamente en la marca.

Los fabricantes ponen cualquier excusa para dejar de renovar los modelos antiguos, para así apoyar el soporte del nuevo, que es el que quieren que compres. Una infamia sucia, pero habitual, que esperamos dejar de ver internamente de unos primaveras.

Porque las mejoras son cada vez más relativas

Google Pixel trasera

Las mejoras en los móviles son cada vez menores, incluso imposibles de notar para muchos. A nivel de cámara, por ejemplo, estamos empezando a tocar techo con terminales como el Google Pixel 2 XL, Note 8 o Huawei Mate 10. A nivel de rendimiento hace ya dos generaciones que no notamos casi nada mejoras.

El 821 o el 835 son ejemplos de que el rendimiento en Android ya solo puede mejorar mediante latencia y percepción de fluidez. No aprovechamos ni las cantidades ingentes de RAM que nos quieren traicionar, ni los super procesadores con espectacular potencia para 4 juegos puntuales y redes sociales.

Yo mismo noté al producirse del OnePlus 3T (821) al OnePlus 5 (835), que el rendimiento era calcado, y el tema del envejecimiento ya no es excusa. Hasta un Nexus 5 de 2013 con un Snapdragon 800 funciona acertadamente a día de hoy, así que no, no es necesario tener un procesador hiper potente para disfrutar de un smartphone.

Conclusiones

Como puedes ver, hay motivos de peso para que las firmas renueven sus smartphones, y todavía los hay para que no lo hagan. El mercado es el mercado, y nadie va a cambiar que las marcas lancen dispositivos con mucha frecuencia para hacer más y más capital.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-desktop-article-filmstrip’); });

¿La alternativa? Que nos demos cuenta de que no siempre es necesario renovar el smarpthone, y aguantemos con el que tenemos. Esto no quita, que debamos respetar a los que simplemente, por capricho o hobby, deciden hacerse con el final maniquí para disfrutar de todas sus bondades.

¿Qué opinas tú?