https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js?client=ca-pub-2193317216289419

El Google Pixel 4a pasa por la FCC confirmando un lanzamiento inminente

Procesamiento de Pixel 4

Llevamos muchos meses hablando de la segunda vivientes de la matiz económica de Pixel que presentó Google el año pasado añadiendo la pago a en su nomenclatura. Hablamos del Google Pixel 4a, un terminal que acaba de percibir la certificación FCC Estadounidense, por lo que su tirada podría ser inminente.

Cualquier dispositivo electrónico que quiera resistir al mercado debe producirse primero una serie de pruebas por parte de los organismos reguladores de las comunicaciones. En los Estados Unidos, es la FCC. Si a esta comunicación, agréguenos que hace unos días apareció una relación en un tendero francés, apareció una relación en un tendero francés, poco o ausencia desliz para su tirada.

El identificador de este terminal en la FCC es el número A4RG025J, un registro que se realizó ayer pero que estaba irresoluto desde el pasado 2 de abril. Como podemos ver en el registro de la FCC, el número G020[x] es el Misma denominación que podemos encontrar en la matiz Pixel 4 y el Pixel 4 XL que Google lanzó el año pasado.

Como podemos ver en esta certificación, el Google Pixel 4 será acondicionado en 3 versiones, G205J, G2025M y G205N. Estos dos últimos modelos corresponden a dispositivos con distintas versiones de conectividad para que puedan comercializarse y utilizarse en todo el mundo. Además podemos ver cómo en cuanto a opciones de conectividad, no nos vamos a encontrar con ninguna sorpresa sobresaliente.

Especificaciones de Google Pixel 4a

Las especificaciones finales que nos vamos a encontrar en este terminal, especificaciones que no se han filtrado en la certificación FCC, sugieren que internamente de este maniquí encontramos el Snapdragon 730, acompañado de 6 GB de RAM. La pantalla alcanzará las 5,81 pulgadas, pantalla tipo OLED y con una resolución de 2.340 x 1.080 con un agujero en la parte superior izquierda de la pantalla donde encontraremos la cámara anterior.

La cámara trasera, solo habrá una, será de 12,2 mpx, la fila llegará a los 3.080 mAh, llegará al mercado, obviamente, con Android 10 y seguirá apostando por la conexión de auriculares. Este año, no habrá lectura XL y estará acondicionado en colores enojado y azur.

En cuanto al precio, si Google quiere seguir vendiendo esta matiz económica a buen ritmo, como ha hecho el Pixel 3a, su precio debe ser el mismo o incluso poco más bajo si incluso quieres plantar cara al iPhone SE de segunda vivientes.