Saltar al contenido

Cómo pulir los faros de un coche de forma económica y en casa

Con el tiempo, los cristales de los faros pierden transparencia y es necesario pulir los faros. Para poder ver mejor la carretera, para que nos vean mejor y porque de lo contrario tendremos problemas para advenir la ITV. Ahora perfectamente, para esto ni siquiera tienes que ir al taller, pero puedes pulir los faros en casa y se puede hacer de alguna forma. muy economico, dedicando solo unos minutos. Ya veremos cómo pulir los faros de un coche de forma casera y trueque.

Lo m√°s com√ļn es que la exposici√≥n al sol, a la sal ‚Ķen zonas de monta√Īa o playa y otros medios van desgastando el faro despacio. Los faros van perdiendo su transparencia y eso hace que iluminen menos y peor. Ah√≠ es cuando tienes que pulir los faros para restaurar la transparencia y restaurar la iluminaci√≥n correcta. Pero a medida que avanz√°bamos, eso se puede hacer en casa y de forma econ√≥mica.

Cómo pulir los faros de un coche de forma económica y en casa

Cómo pulir los faros de un coche de forma económica y en casa

La forma más practicable y económica de pulir los faros de su transporte tiene un kit de pulido de faros, que rondan los 20 euros, y en el que disponemos de las tres herramientas que necesitamos: lijado, pulido y destreza. Con este kit, estos son los pasos a seguir:

  1. Purificar los faros con agua jabonosa y un ropa de microfibra.
  2. Acabar el faros con el papel de papel de lijar de pizca incluido en el kit, comenzando con el pizca 800, pasando al pizca 1200 y eventualmente usando el pizca 2000 si es necesario.
  3. Purificar con agua jabonosa durante el proceso de lijado para comprobar cómo se ve y cerciorarse de que se vea correctamente.
  4. Pulir la superficie de los faros con el deducido de pulir y utilizando el disco de borra unido a un taladro, para que el faro sea completamente transparente.

A posteriori de todo lo precursor, el posterior paso que tendremos es robar correctamente el faro. Aunque no es necesario, hay quienes aplican un barniz protector a la superficie del faro recién pulida para proteger el policarbonato de volverse amarillento o opaco. Aunque la que hemos descrito es una de las formas más baratas, sencillas, rápidas y eficaces de pulir los faros de un coche, obviamente igualmente se puede hacer de otras formas. Los trucos con pasta de dientes, o con vinagre y bicarbonato, no son recomendables porque no suelen dar muy buenos resultados.